coliflor y romanescu a la francesa

Nos vamos a armar de valor y vamos a cocinar romanescu, ese extraño alimento que los alienígenas nos han dejado en una de sus visitas al sistema solar.    Resulta que el kibutz esta lleno de romanescu, porque me hizo ilusión ver el plantón en el vivero y me compre dos docenas. Ahora, de repente tengo exceso de romanescu, brocoli y coliflor, que resulta que son familia. El romanescu es una mezcla entre brocoli y coliflor, pero tiene mucha mas vitamina C que esas dos mediocres crucíferas. Si os digo la verdad no me hacen mucha gracia, pero últimamente las estoy comiendo en plan fantasía, y la verdad es que están buenísimas.

Me he levantado temprano, como los gitanos, y me he ido al kibutz a recolectar algo para dar de comer a la familia. Los romanescus estaban en su punto y las coliflores también, así que nada, a la cesta y raudo y veloz a casa a cocinar, que se nos echa la mañana encima y no hemos hecho nada.

    Lo primero que hay que hacer para preparar este plato es hacer una vinagreta con los siguientes ingredientes:

100gr de pimiento rojo picado en juliana

2 dientes de ajo picados

2 cucharillas de ralladura de limón

Zumo del limón de la línea de arriba

Pimienta negra recién molida

Un poco de pimienta de Ezpeleta (si no teneis se le puede poner un par de cayenas bien picaditas)

Sal y aceite

Un poco de orégano

Ponemos todos los ingredientes en una taza y la dejamos reposar toda la noche.

Picamos la coliflor y el romanescu en pedazos pequeños, y si queda algún tallo un poco grande lo partimos por la mitad. Lo lavamos bien con agua fria y lo dejamos escurrir.

En una olla ponemos agua a hervir con aceite, sal, un vaso de vino blanco y dos dientes de ajo aplastados. Cuando rompa a hervir echamos la coliflor y el romanescu y lo dejamos, atención, 9 minutos desde que vuelva a hervir. Yo he leído que 15minutos, que 17+2, etc…  Yo hoy he tenido el fuego 9 minutos y estaban de cojones. Al que le gusta mas blandito, pues habilidad libre.

Lo escurrimos y lo dejamos enfriar. Ahora que estamos en invierno sacais el bol en el que lo habeis escurrido al balcón, no seais gañanes y no lo enfrieis en el grifo.

Cuando está frío se le echa por encima la vinagreta, se deja reposar una hora para que los sabores se mezclen unos con otros y a comer amiguitos.

No he probado a comerlo caliente, pero en frío esta de cine. No creo yo que sea recomendable calentarlo al tener limón, pero cada uno que haga lo que le de la gana.

Después de cocinar, perdón, de atrevernos a cocinar este producto venido de otra galaxia, no me queda mas que recomendaros la visión de este videoclip.

Salud!!!

About these ads
Esta entrada fue publicada en invierno, La biblioteca de Carpanta y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a coliflor y romanescu a la francesa

  1. Sonia dijo:

    Cuatro días en París y te vuelves un afrancesado!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s