costilla de cerdo asada a la mostaza en Miramar

Hoy Nagore y Diego nos han invitado a Aitana, a mi y a Txuri a comer. Desde su casa se ve el mar, bueno, la bahia de Pasaia, de ahi el nombre de costilla de cerdo asada a la mostaza en Miramar. Cuando les digo que me encanta su casa porque se ve el mar, me miran torciendo el morro, pero es verdad, el mar es el mar, huele a mar, se te oxidan los cierres del balcon, la ropa te huele a mar. Me encanta. En fin, hemos ido a comer a su acogedor hogar, Aitana se ha llevado su comida, y Txuri se la ha robado a Cat, el gato. De primero hemos comido unas tostas de pate Carrefour en el pan de trigo y centeno que estrenaba este blog. De segundo una ensaladita de rafs con nueces y queso que estaba de cine, aunque para mi gusto le faltaba un poco de vinagre. Y el plato fuerte, costilla. La salsa de la costilla estaba de muerte, y con el pure de patata que ha hecho la señora de la casa, ligaba ferpectamente. El pure de patatas era home made, sosito, pero home made, con sus grumitos, su toque de mantequilla…

La receta segun me la ha enviado Nagore:

Salpimentas las costillas.

Trituras ajos (yo he puesto dos para esa cantidad de costilla), con aceite y dos cucharadas de mostaza tipo antigua y si no tienes, de dijon.

Embardurnas las costillas con esto, por los dos lados.

Colocas en la bandeja con la parte carnosa para abajo.

Echas casi un vaso de agua y un chorro de vino blanco.

Lo meter al horno precalentado a 200 durante 25 minutos.

Le das la vuelta, lo mojas con el caldo (si hace falta le pones más agua y vino) lo tienes unos 15 minutos y lo pones al grill otros 10 más o menos, para que se dore.

Vuelver a darle la vuelta y lo dejas también unos minutos al grill.

Sacas la carne a una bandeja y echas todo el jugo a una sartén a fuego fuerte para que hierva. Le echas un chorro de vinagre y dejar reducir. Le pones perejil y lo vuelcas por encima de la carne.

Merece la pena la receta, no es excesivamente compleja y la salsa esta muy bien para piezas de carne que son un poco secas o poco sabrosas. Hay que animarse chavaleria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La biblioteca de Carpanta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s