carrilleras de carnero salvaje (contribución al HEMC #54)

No, aunque este blog va de cocinamientos, no voy a cazar un carnero salvaje, ni lo voy a cocinar, eso se lo dejo a Haruki Murakami, que lo hace bastante mejor. Voy a cocinar unas carrilleras de ternera, y comentar un poco el libro de Murakami, y encima voy a aportar esta receta al HEMC #54. El acabose.

Llevo tiempo intentando cocinar algo de algún libro de Murakami, pero la cosa es complicadilla, porque en sus libros casi no se come, se bebe whisky a gogo, se folla bastante, pero comer, poco y mal. Aqui un ejemplo:

Hervi agua en una olla para cocer espaguetis. Huevas de bacalao con abundante mantequilla, vino blanco y salsa de soja completaron el menú. Fue un almuerzo relajado y placentero, como no había tenido ocasión de tomar en mucho tiempo”. Esta basura me niego a cocinarla.  Otro ejemplo:

“A la mañana siguiente coci arroz, y me hice un arroz frito guarnecido con salmón en conserva, verdura tiernas y setas. Al mediodía descongele una tarta de queso, y me la tome acompañada de un te con leche un poco cargado. A las tres merende, helado de avellanas con un chorrito de cointreau.” Realmente repugnante, creo que se lo inventa todo, hasta los platos.

Como es bastante dificil y atrevido cocinar esto, vamos a ir a lo que no falla, la cocina de toda la vida. Vamos a preparar unas carrilleras de ternera.

ingredientes

Los ingredientes los teneis aquí al lado. No hay ningún ingrediente raro, aunque yo sustituiría la pimienta por pimienta jamaicana, y los hongos, si es temporada, pues frescos. Si estamos en invierno, esta muy bien añadirle unas coles de Bruselas.

Para cocinarlas hacemos lo siguiente:

Picamos la cebolla, la cebolleta, la zanahoria y el puerro, la echamos a la cazuela y lo sofreimos despacito. El ajo lo aplastamos y lo echamos con piel y todo. Mientras se va sofriendo picamos las carrilleras en taquitos, y le quitamos la grasa. Echamos la pimienta en el sofrito, y después los tacos de carrillera enharinados. Subimos el fuego y la rehogamos todo todito. Echamos el vino y le consumimos el alcohol. Cuando se consuma, echamos agua hasta cubrir y lo ponemos a hervir. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y echamos los hongos, con cuidadito que dan mucho sabor. Lo dejamos una hora aproximadamente, y las patatas unos 15 minutos. Suerte.

carrilleras

Tienen que quedar así mas o menos. La ración de un humano es de unos 250gr, pero si sois un poco carpantas, os recomiendo multiplicar el numero de carpantas por la constante K, que es 1,5. Si somos 6 para comer, hacer comida para 9 (6×1,5), y nunca falla. Calculamos el peso de los ingredientes, y ya esta, así nos evitamos comer sobras toda la semana, que jode bastante. Comi pularda de navidad hasta hace unos días.

Creo que ha llegado el momento de comentar el libro. Es uno de los mejores que me he leído de este tío. Cuando se pone onírico, es un poco pedante, pero el universo Murakami es lo que tiene.

El protagonista es un publicista de tercera división tirando a regional preferente. Hace una campaña publicitaria y usa una foto de un carnero que le dio un amigo hace tiempo, con tan mala suerte que el carnero de la foto es el emblema de una gran compañía japonesa con conexiones en la ultraderecha japonesa. La compañía le contrata para encontrar ese carnero, amenazándole con hundirle en la miseria si antes de un mes no lo encuentra, y se va a Hokkaido a buscar el dichoso carnero, junto con una medio novia que tiene. Empiezan a aparecer personajes totalmente murakamis, como el gato Boquerón, los que pueblan las tinieblas, el Ratón, el profesor Ovino, etc. Hay uno que me encanta, es el chofer de la Compañía, que tiene el numero de teléfono de Dios, con el que habla habitualmente para pedirle consejo. Al final encuentra el dichoso carnero salvaje, que resulta que se apodero de Gengis Khan, y que quizá solo sea la encarnación de Poder Absoluto. Totalmente recomendable. Aunque si es la primera vez que leeis a Murakami, os recomiendo empezar por After Dark. O por Al sur de la frontera, al oeste del sol.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La biblioteca de Carpanta y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a carrilleras de carnero salvaje (contribución al HEMC #54)

  1. nagore dijo:

    Leo tu comentario de Murakami y hasta apetece leerlo. Pero con los dos títulos con los que lo he intentado no he llegado a la mitad. Por cierto, no sé qué le ves de malo al arroz frito con salmón y verduras.

    • etxebe dijo:

      Pues nada, te animo a que lo hagas, es uno de los que mas me han gustado. Murakamilandia total.
      El arroz frito con salmon yverduras, yo personalmente no me lo comeria. Si lo cocinas tu con tus verduras si, pero un buen Carpanta no come esas cosas. Un dia que tenga tiempo y ganas publicare el decalogo del Perfecto Carpanta.

  2. Laube dijo:

    jejejejejejejejejjeje Pues sí, parece que el protagonista de tu libro es un poco guarrete para comer. jajajajajajaja La repera!. Me gustan mucho ma´s esas carrilleras de ternera. Vaaaaamos, vaaaamossss…. con diferencia!
    Un besote

  3. EnLaLuna dijo:

    Estoy contigo en que lo que come este personaje es… en fin… incomible… pero las carrilleras son ya harina de otro costal! Estupendas. Gracias por participar con ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s