makowiecz, pan relleno de semillas de amapola

La foto de baja resolución no hace justicia a este pedazo de postre. El postre preferido de los Gemelos Kaczynski, del gordito por lo menos seguro. Es un brazo gitano eslavo, de Polonia, Hungría, repúblicas varias, etc. Se come en Semana Santa, Navidad, cuando viene el primo Lech, en fin, en reuniones familiares.Yo cuando vi que iba relleno de semillas de amapola alucine en colores, no creía que fuera comestible, que era como comerte un escorpión, o una serpiente, pero nada de eso, están buenísimas, absorben el aroma de todo lo que les pongas, ralladura de naranja, pasas, almendra, un poco de Karpy, cositas citricas. En Polonia se toma con una tacita de café, con una infusión, o con un vinito dulce, aunque si sois carpantillas like me os lo podeis comer viendo Bones como hago yo. Sin ningún problema ademas.

La masa que hay que hacer para este pastel, es una masa de pan de casi toda la vida, pero con la particularidad que en vez de ser salado es dulce, pero la textura del pan me recuerda a ese pan que se come en Castilla, el español, que tiene la corteza durita y absorbe las salsas como una fiera. Pues la masa es algo parecido. Los ingredientes son los siguientes:

Para la masa:

500 gr de harina de repostería

15 gr de levadura fresca

125  gr de leche o suero de leche

2 yemas de huevo

2 huevos

120 gr de azúcar

100 gr de mantequilla

Ralladura de un limón, mandarina o naranja

5 gr de sal

Para el relleno:

300 gr de semillas de amapola

200 gr de azúcar

2 claras de huevo

50 gr de mantequilla

20 gr de almendra fileteada

40 gr de piel de naranja confitada (la hacemos nosotros)

50 gr de pasas

1 copita de Karpy

Lo  primero que vamos a hacer es la naranja confitada. Nos hace falta, claro esta, una naranja. La pelamos y ponemos la peladura en agua fría. Llevamos el agua a ebullición y apagamos, le quitamos el agua y ponemos agua fría. Hacemos esto tres veces. La ultima vez rellenamos el agua y echamos también el mismo peso de azúcar que de piel de naranja. Lo cocemos despacito 1 hora con un pedacito de canela en rama. lo colamos y lo dejamos secar un par de días. Si no tenemos tiempo no pasa nada, lo secamos con papel y ya esta, pero bueno, un par de días mejor. Cuando esta seca la picamos en pedacitos del tamaño de una meneda de centimo de euro.

Empieza la faena. Cocemos las semillas de amapola durante media hora a fuego lento. Las escurrimos bien con un colador, y las pasamos un poco por la batidora para romper las semillas. Las reservamos en una taza.

 

En un cazo ponemos la mantequilla, y cuando se derrita ponemos el resto de los ingredientes del relleno menos las claras. Lo cocinamos a fuego lento unos 15 minutos y se deja enfriar.

Ahora empezamos con la masa. Ponemos todos los ingredientes en un bol, menos la levadura y amasamos. Sera una mezcla pegajosa, dificil de amasar, pero animo que enseguida se arregla. Ponemos harina en la mesa, la masa encima en forma de volcán y ponemos la levadura. Amasamos hasta que sea una masa uniforme y no se quede pegada en la mesa. Ponemos mas harina en la mesa si nos hace falta, pero sin pasarse. Dejamos reposar un rato mientras montamos las dos claras que teníamos por ahí. Las montamos a punto de nieve y las incorporamos al relleno.

Volvemos a amasar un poco para quitarle el gas, y la dividimos en dos partes iguales. Con un rodillo de cocina debemos de conseguir con mucha paciencia hacer un rectángulo de aproximadamente 5 mm de espesor y de un tamaño un poco mas pequeño que un A3. Lo cubrimos con la mitad del relleno (vamos a hacer 2), y con mucho cuidado lo vamos enrollando como si fuera un brazo gitano. La parte lisa hacia arriba, que queda mas bonito. Hacemos lo mismo con la otra mitad de masa y de relleno. Lo dejamos reposar 60 minutos. Calentamos el horno a 180ºC, y con una brocha pintamos la parte de arriba de los Makos con yema de huevo. Cuando el horno este presto, los metemos dentro unos 45-50 minutos.

Mas fácil imposible. Siempre se ha dicho que las cosas cocinadas están mas ricas al  día siguiente de hacerlas, y con el Makowiec se cumple esto a la perfección. El relleno esta mucho mas sabroso, el pan ha  cogido los aromas del relleno. Impresionante. Ala, animaros y suerte.

Pd: en la lista de ingredientes no he puesto Hilo Dental, pero es necesario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La biblioteca de Carpanta, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a makowiecz, pan relleno de semillas de amapola

  1. Nagore dijo:

    No me veo capaz de prepararlo, pero sabes que cuentas conmigo para darle matarile la próxima vez que lo prepares, viendo Bones o algún producto adelgazante de la teletienda

  2. noemi dijo:

    Hola :). Segui tu receta y quedo buenisssssimo!!! Muchisimas gracias. Lo hice para el cumpleaños de mi pareja. Su familia es de origen polaco y les encanto. Mi novio dijo (en secreto) que me quedo mas bueno que a su mama que es polaca jajajaja!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s